English|Español

Registrarse

Cuidado de la ropa

CASHMERE

Las prendas de cashmere es preciso tratarlas con sumo cuidado, como cualquier otra lana fina. Para que su aspecto luzca siempre nuevo hay que seguir los siguientes pasos:

Lavado

  • Lavarlo a mano con agua fría (hasta 35º). Debe utilizarse jabón neutro.
  • Aclarar la prenda con abundante agua fría.
  • Escurrir el exceso de agua con la mano.
  • No exponer la prenda a un calor fuerte ni a la luz solar intensa.
  • Utilizar para el planchado un paño húmedo y a la temperatura programada para la lana.

Cuidados generales

  • Nunca cuelgue géneros de punto de cashmere, se deformará en la parte de los hombros y estirará. Es aconsejable guardarlos en un cajón, doblándolo cuidadosamente por la parte de las mangas hacía el interior de la prenda y finalmente por la mitad.
  • Si cayese una mancha sobre el tejido hay que tratarla lo antes posible. Con un cepillo pequeño enjuagar con agua fría y dejar secar lejos del calor.
  • Al final de cada temporada, limpiar la prenda y guardar en un lugar fresco y seco. Las bolas de naftalina o spray ayudará a proteger las prendas en caso de que hubiera polillas.

Lana

Para mantener sus prendas de lana en plena forma, basta con aplicar una serie de recomendaciones:

Lavado

  • Es imprescindible leer las instrucciones que vienen acompañando a cada prenda, que se encuentran en una etiquetas cosida al interior. Estas pueden variar en función del producto, algunas artículos requieren lavado a mano o limpieza en seco, mientras que otras toleran el uso de lavadora y secadora.

Cuidados generales

  • Siempre vaciar los bolsillos después de su uso, de lo contrario podría provocar hundimientos o abultamientos innecesarios.
  • Cepille la superficie si hay indicio de polvo que podría convertirse en una mancha en el futuro.
  • Tratar las manchas inmediatamente con agua fría y secar con un paño limpio, nunca con toallas de papel. Para manchas difíciles es necesario utilizar un jabón especializado, siempre que se sigan las instrucciones.
  • Secar la prenda lejos del calor directo, como delante del fuego, encima de un radiador o luz solar intensa. Sólo lavar en seco si la etiqueta lo indica.
  • Después de haber usado una prenda de lana y antes de guardarla, se recomienda estirarla sobre la cama, durante aproximadamente una hora, así la prenda se deshace de olores ingratos como el del humo del cigarrillo.
  • Para el almacenamiento por largo tiempo, las prendas deberán estar limpias y secas para que no se vean afectadas por las polillas. Todos los tipos de lana pueden ser guardados con bolas de naftalina. Nunca meter la ropa en un espacio confinado.
  • Para el almacenamiento a corto plazo, nunca colgar la lana, doblar y guardar en el armario.
  • Si quiere que su prenda de lana le dure más, es aconsejable no utilizar la prenda durante dos días consecutivos. Esto le dará a la prenda la capacidad de recuperación natural.

Camisas de algodón

camisas sierra

  • Antes del lavado desabrochar todos los botones, esto disminuirá la tensión ejercida en los puntos afectados por lo botones de la camisa.
  • Los refuerzos del cuello deben eliminarse antes del lavado para evitar el desgaste y que se pierdan durante el proceso de limpieza.
  • Es recomendable lavar las camisas del revés. Esto protege tanto al nacar de los botones, como permite una mejor limpieza  en la zona de las axilas.
  • Lave con agua a una temperatura de 40º a 60º, siempre habiendo leído las instrucciones de la prenda por si hubiera alguna recomendación en sentido contrario.
  • Almacenar en un lugar seco y airado. Esto proporcionará una larga vida a la camisa. Es preferible no lavar en seco porque el tambor de acero tiende a estropear a la larga las zonas del cuello y los puños.

Tabla de planchar

  • Una camisa de algodón es mejor plancharla mientras todavía está un poco húmeda. Es mucho más fácil que posteriormente tener que usar el spray de la plancha cuando esté muy seca.
  • Colocar la prenda sobre una tabla de planchar y usar la plancha sin vapor. La plancha debe programarla en la temperatura designada al algodón.
  • En términos generales, para planchar una camisa: cuello, puños, mangas y hombros. Se empieza utilizando el panel frontal de la tabla de planchar y se termina por el posterior. Al final hay que volver sobre cualquier parte de la camisa que esté arrugada al finalizar todo el proceso de planchado.
  • El cuello debe estar húmedo por ambos lados. La parte de atrás del cuello mejor que esté seco. Puede que tenga que tirar suavemente de un extremo del cuello a medida que se presiona con la plancha. A continuación, gire el cuello y repita el procedimiento, desde el centro del cuello, esto reducirá al mínimo las antiestéticas arrugas que suele formarse alrededor. Trate de no presionar demasiado las puntas, que son las partes más sensibles.
  • Es necesario desabrochar los puños y deberán plancharse de manera similar al cuello, es decir, ambos lados. Y como anteriormente se ha dicho, es mejor no ejercer demasiado presión con la plancha sobre los bordes de los puños.
  • La camisa debe estar desabrochada en todo momento para un planchado eficaz por ambas partes de la prenda.
  • Finalmente, una vez planchada la camisa, colgar en una percha y abrochar el botón superior, dejándola al aire por unos instantes para que el último vestigio de humedad desaparezca y así, minimizar las arrugas.

Servicio de tintorería

  • Si opta por llevar sus camisas a la tintorería, escoger el servicio "lavado a mano" si lo ofrecen. Esto ayudará a preservar los tejidos naturales, que pueden sufrir de una exposición repetida a los tratamientos químicos fuertes que forman parte de la limpieza en seco.


Corbatas de seda

Limpieza

  • Una corbata de seda no debe nunca ser lavada o expuesta al agua.
  • Deben ser limpiadas en seco.
  • Recomendamos un producto especializado en lavado en seco, sobre todo si hay una mancha.

En caso de emergencia

  • Actuar con rapidez.
  • En un restaurante: si cae una mancha se recomienda cubrirla con sal fina que absorbe la grasa. Dejar por unos minutos antes de cepillarse suavemente, En ocasiones el local dispone de algún producto especial para manchas.
  • En el hogar: se recomienda tener siempre a mano algún producto específico para seda.
  • Para eliminar una mancha completamente tendría que tratarse de manera profecional.

Cuidados generales

  • Al quitar la corbata nunca tire  del lazo por el extremo del nudo, esto hace que el tejido y la costura cedan. Tratar el nudo con sumo cuidado.
  • Se recomienda guardar las corbatas en un carril  especial para ellas.

Este Sitio es Seguro